Patricia (Pat) Cadigan es una de las grandes autoras de ciencia ficción de la actualidad. Ganadora de varios premios Arthur C. Clarke (en 1992 y 1995), se inició semi profesionalmente en el mundo de la publicación de obras de género al ejercer como redactora de pequeñas revistas como Chacal (dedicada a espada y brujería) primero y Shayol (centrada en la ciencia ficción) después. En esta última publicó en 1978 su primera historia corta, Death From Exposure, con la que ganó el premio Balrog. Sigue escribiendo relatos durante varios años más, llegando a ser finalista al Nebula al mejor relato en 1986 con Pretty Boy Crossovers (publicado en la revista Gigamesh con el título de “La Decisión del Niño Mono”) y en 1987 con Angel. En ese año publica su primera novela, MindPlayers, y decide a partir de ese momento dedicarse a escribir a tiempo completo.
Ya desde estas primeras obras predomina en el universo literario de Pat una querencia por entornos urbanos situados en un futuro próximo y en los que los personajes sobreviven como buenamente pueden. Aunque ella no esté muy conforme con la etiqueta, suele adscribirse su producción a la corriente ciberpunk.
En 1990 otro de sus relatos cortos, The Power and the Passion, queda finalista de nuevo del Nebula, y en 1991 llega Synners, su segunda novela, que la lleva a ganar el premio Arthur C. Clarke con una historia acerca de la interacción entre seres humanos e inteligencias artificiales. Un año más tarde ve la luz Fools, su tercera novela, con la que vuelve a ganar el Arthur C. Clarke.
A partir de ese momento alterna su producción novelística con libros de ensayo, al tiempo que mantiene su actividad como creadora de excelentes relatos. Crea la serie de Doré Konstantin sobre un departamento policial de delitos tecnológicos en realidad artificial y que consta de Tea from an Empty Cup y de Dervish is Digital y empieza a finales de los noventa a trabajar en la novelización de capítulos de series de televisión, como la Dimensión Desconocida, o películas como Cellular, Jason (de esta saga escribe la novelización de Jason X e incluso una obra original que sirve como secuela) o Perdidos en el Espacio (de la que escribe una secuela en forma de novela). En 2013 su nombre vuelve a sonar con fuerza tras hacerse con el Hugo y el Locus a la mejor novela corta por The Girl Who Went Out For Sushi en la que relata los avatares de un grupo de trabajadores en la órbita de Júpiter que se han transformado en seres marinos para trabajar mejor en condiciones de microgravedad.
Una auténtica autora de referencia, conocedora como pocas del mundillo de la literatura de género en general y de la ciencia ficción en particular. Una voz única a la que será un placer escuchar en el Celsius232.