Sin duda, uno de los pioneros y principales responsables del gran auge de la literatura zombi en nuestro país. Su novela Apocalipsis Z fue originalmente publicada en internet y, ya como fenómeno viral (nunca mejor dicho), fue publicada en papel por Dolmen Editorial en primer lugar y posteriormente por Plaza & Janés, donde vieron ya directamente la luz sus dos secuelas posteriores: Los días oscuros y La ira de los Justos. Lo directo y efectivo de su saga ha demostrado funcionar más allá de fronteras y localismos, como demuestra el hecho de que al ser publicada en los USA logró alcanzar el número uno de la lista de ventas de Amazon en la categoría de libros de terror.
Actualmente, mientras se está trabajando en una posible adaptación a imagen real de su saga Z, Loureiro ha dado el salto fuera del universo de los nuestros vivientes aunque sin abandonar la literatura de terror, con la novela El último pasajero editada en Planeta. En ella nos cuenta la historia del transatlántico Valkirie que en 1939 aparece a la deriva y abandonado por todos, a excepción de un bebe de dos meses, y que es reflotado en la actualidad por un hombre de negocios dispuesto a revivir el último viaje del barco. Un libro que ha servido para demostrar que el público de Loureiro es fiel y que sigue aumentando y esperando con ganas su siguiente novela.