Carlos Salem (Buenos Aires, 1959) es un poeta, periodista y escritor argentino residente en España desde 1988. Tras pasar los primeros años en nuestro país dedicado al periodismo, en 2007 publica su primera novela, Camino de Ida, con la que gana el premio Silverio Cañada y que en 2009, traducida ya al francés, optó al Prix 813 a la mejor novela policial traducida en el país galo. En 2008 publica Matar y guardar la ropa, en 2009 Pero sigo siendo el rey, en 2010 Cracovia sin ti y en 2011 Un jamón calibre 45, todas ellas novelas negras. Y en 2013 abandona el que había sido su género literario por excelencia para publicar una novela juvenil, La maldición del tigre blanco, primera entrega de la saga Tigre Blanco, y El huevo izquierdo del talento, que se enmarca en un género creado por él mismo: la cerveza ficción. A este pertenecen también el libro de relatos Yo lloré con Terminator 2.

Consumado poeta, Salem es también el responsable de varios poemarios, como Foto borrosa con mochila (2006), Si Dios me pide un bloody mary (2008), Orgía de andar por casa (2009), Memorias circulares del hombre peonza (2010) o El animal (2013). Si a todo lo mencionado ya sumamos su obra de teatro El torturador arrepentido y su novela más reciente, En el cielo no hay cerveza, además del resto de su producción, veremos que nos encontramos ante un narrador avasallador y nada convencional pero al que desde luego merece la pena leer.